La idea de este post sobre qué quiero ser de mayor, surge a raíz de tres cosas que me han sucedido recientemente y que os cuento:

  • En primer lugar, vuestros mensajes. Nunca me cansaré de repetir cuánto os agradezco vuestros mensajes de apoyo, de gratitud y de admiración. La verdad que no me considero un ejemplo de nada, somos muchos luchando por hacer de nuestra vida una vida que merezca vivirla. Así que, como os digo a todas las que me habéis escrito, todo en lo que os pueda ayudar o guiar, por favor, no lo dudéis.
  • En segundo lugar, el post que he estado escribiendo para la agencia de marketing digital que he creado recientemente y que pronto verá la luz. Como muchos sabéis, combino mi eCommerce con mi trabajo de Social Media Manager, como freelance y como profesora. Ahora he creado una agencia de marketing digital con el fin de poder dar soporte a pymes y start ups que se encuentran en encrucijadas como las que yo viví sin tener ninguna experiencia en nada de este mundo, y redactando el post de bienvenida, me di cuenta del giro que di a mi vida hace ahora dos años.
  • Por último, una curiosa conversación con mi madre fue el detonante, este punto paso a desarrollarlo.

Pues bien, un día estaba tranquilamente en casa, cuando de repente sonó mi whatsapp, era mi madre.

En el mensaje me preguntaba cómo estaba y el tiempo que hacia por Madrid, hace ya siete meses que estoy viviendo en esta magnifica ciudad pero soy de Barcelona y ahí tengo a mi familia.

Total, que al responderle me dijo que quería enseñarme una cosa que le había pasado mi tía.

Nota: mi madre y mi tía son profesoras y yo he ido al colegio en el que ejercen como tales, así que de vez en cuando aparecen en el cole algunos recuerdos increíbles que es genial recuperar.

El caso es que me mandó esta foto:

En mi cole, cuando éramos pequeños, cada semana entregábamos a la tutora una redacción conocida con el nombre de “Pensament” (pensamiento) en la que podíamos escribir sobre lo que quisiéramos, era un modo de expresar lo que sentíamos, cómo estábamos, sueños, preocupaciones, etc.

Mi tía recuperó hace unas semanas uno de esos “Pensament” que escribí yo en la EGB hablando sobre “qué quiero ser de mayor”, y en uno de los párrafos decía: “yo de mayor seré tenista y de más mayor -creyéndome supongo que sería eterna o algo por el estilo- una cosa que hace mi padrino (mi querido tío y padrino es arquitecto)”.

Qué quiero ser de mayor es la gran pregunta cuando somos unos pequeños inconscientes, y es el momento en que más toca soñar.

El tema es, que la redacción tenía sentido. Lo primero era lógico, he jugado a tenis durante muchísimos años de mi vida, así que pensar que podría vivir de eso era una flipada pero entraba dentro de los límites de los sueños de un niño.

En cuanto a lo segundo, no es de extrañar, aunque conociendo el inicio de mi trayectoria académica suena raro.

Es divertidísimo cuando me encuentro a alguien que iba conmigo al cole o a la uni y me pregunta que a qué me dedico.

La mejor respuesta a esta pregunta como dijo una compañera es la de: “me dedico a ser feliz”.

Pero cuando desarrollo mi respuesta, su cara es algo parecido a esto:

Tal y como os conté en mi en mi post “Entrevista en la radio: emprendedor a los 30“, yo vengo del mundo de la abogacía, nada que ver con lo que hago actualmente, está claro. En el post os cuento mi trayectoria que no es el asunto del post de hoy, el asunto del post de hoy es que, siendo pequeña sabía en que dirección navegar, y tendría que haber seguido soñando de mayor para descubrir quién era de verdad.

Nunca es tarde si la dicha es buena, está claro, pero creo que muchas veces, siendo adultos, tendríamos que ser capaces de ser niños de nuevo por unos minutos de vez en cuando, soñar y creer que todo es posible… esta es la actitud de alguien que vive la vida que merece vivir y que hace que los sueños se cumplan, no creéis?

El camino del emprendedor no es un camino de rosas, aunque todo parezca tan perfecto, también sufrimos y pasamos muy malos días y bajones, la diferencia es que los pasamos para lograr algo que hemos elegido que queremos y elegimos estar ahí al pie del cañón día tras día, cueste lo que cueste, le pese a quien le pese.

Sea como fuere, el pasado día 15 de Febrero justo hizo un año que Curiosandru Handmade Bcn abría sus puertas como una tienda infantil de productos 100% hechos a mano y queremos celebrarlo.

Hasta mañana a las 23:55h los gastos de envío son gratis con el código descuento (código aplicable a todos los envíos de Península):

CURIO1YEAR

Y tú, ¿qué querías ser de mayor? ¿eres esa persona?

Andrea Franco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *